¡Aguas con Cómo te Hablas a ti Mismo!

¿Porqué es importante lo que te dices a ti mism@?

Ya sea en los deportes o en la vida cotidiana, una de las leyes ya tan probadas es que te conviertes en tus ideas.

Pero parte de lo que piensas normalmente es el CÓMO te hablas y QUÉ te dices.

Esto es el DIÁLOGO INTERNO.

Y no importa cuál sea tu objetivo: bajar de peso, hacer ejercicio, tener éxito profesional, casarte, tener hijos…

El punto es que tú te conviertes en un reflejo de la forma en que te hablas… porque es en lo que te estás focalizando…

Y como manifestamos todo aquello en lo que estamos focalizados… ES URGENTE que elimines de tu vocabulario y de tu pensamiento estas 5 Importantísimas Ideas Negativas que son tan comunes en el Diálogo Interno!!!

#1 Elimina el – “Soy tan tont@”

Esta frase es fuerte.

Por favor, nunca nunca nunca nunca nunca (ok, creo que ya entendiste el punto) te digas que eres “tont@”

Nunca se juega con nuestros Estados de Ser porque inconscientemente nos “compramos” la idea de inmediato. Y si “eres tont@” pues vas vivir de acuerdo a ello… haciendo tonterías todo el tiempo.

Tal vez algo que hiciste no te salió como esperabas, pero eso no significa que seas tont@.

Necesitas aprender a externalizar ciertas situaciones para que no te relaciones con ellas como persona, o que te lo tomes personal. Todo es simplemente una experiencia y si no te gustó, deja de darle valor, no te juzgues y sólo haz lo necesario para cambiarlo. Es más fácil cambiarlo cuando ya no estás enganchad@ y juzgándote con que eres tont@ porque dejas de focalizarte en lo que sale mal y empiezas a abrirte a otras posibilidades que antes igual y ni siquiera veías, porque sin juzgarte y recriminarte ahora estás focalizándote en el “Cómo Sí”. Y en lo que te focalizas lo manifiestas…

Entonces cuando algo no te sale como querías, haz un ALTO, frena tu diálogo interno y empieza a decirte a ti mism@: Ok, eso no salió como esperaba… hasta parece una tontería… pero eso NO significa que yo sea tont@, voy a buscar otra manera y ya!

Percibes la diferencia?

Tu autoestima y tu imagen personal son tan frágiles y tan importantes que tienes que hacer lo necesario para mantenerlas “a salvo”.

#2 Elimina el– “No puedo”

Primero que nada… Sí, sí puedes!!!

Y segundo… quién está hablando aquí? Tu “Zona de Confort” quizás??? (Esa que te impide crecer…)

Si alguna vez has hecho ejercicio y te sorprendes diciéndote a ti mism@: “No puedo”, entonces ahí quizá lo que necesites es un cambio en tu rutina, un entrenador o algo más para apoyarte en tu proceso, pero eso no quiere decir que no puedes.

Porque aún y cuando eres “empujado o presionado” a hacer eso que decías que no podías… es entonces cuando se abre un mundo infinito de posibilidades para ti.

Porque también es importante entender que podemos pedir ayuda, no tenemos que hacer todo solos, siempre se vale apoyarnos de otras personas, de cursos, de tecnología, herramientas, lo que sea necesario para el logro de nuestros objetivos y metas!

Así es que recuerda esto y repítelo constantemente en ti:

“Sí quiero… Sí puedo… Y sí me lo merezco…

#3 Deshazte del – “Soy demasiado…(lo que sea)”

Ese “Soy demasiado viejo para esto, o demasiado joven, demasiado gordo, demasiado delgado, etc, etc.”

Todas estas afirmaciones lo único que están diciendo realmente es que “No eres suficiente para ello de acuerdo a lo que tú crees que es la norma”

Y eso NO ES CIERTO.

Por ejemplo, tengo un amigo que cuando tenía 23 años, se fue a Europa y quería enrolarse en el soccer a nivel profesional… y en el mundo del soccer a esa edad ya sería “muy viejo” para hacerlo…

Pero eso no lo detuvo, le tomó un gran compromiso, introspección, trabajo, pero decidió que jamás usaría eso como excusa.

Al contrario, se focalizó más bien en cómo su “madurez” le agregaba valor, como su experiencia, liderazgo, enfoque, etc.

TÚ ERES SUFICIENTE para ser y hacer lo que quieras y decidas!

No permitas que te digan lo contrario!!!

#4 Quítate el – “Estoy tan cansad@”

Si te dices a ti mism@ que estás cansad@, adivina qué? … Te vas a sentir cansad@.

Aún y cuando realmente estés cansad@, no necesitas estártelo recordando constantemente porque se convierte en tu focalización, en lo que le estas dando valor… y volvemos a lo mismo… manifiestas todo aquello en lo que estas focalizad@ y por consiguiente SIEMPRE estarás cansad@.

Se convierte en parte de lo que eres.

Si quieres más energía, empieza actuando como si ya la tuvieras. Párate derech@, respira profundamente, sonríe y empieza a decirte a ti mism@ que tienes toneladas de energía.

Obviamente hay que acompañar esto con algunos cambios de hábitos y quizás tener una dieta alta en energía y ejercicio regular, pero el simple hecho de que cambies tu idea de “estoy cansad@” por “tengo mucha energía” te abres a opciones para realmente llenarte de esa energía. Puedes incluso empezar por 3 simples tips que les comparto en uno de mis posts para tener más energía naturalmente.

Además, recuerda, que si hay algo que hace que te resistas a cambiar la forma en la que te hablas, es que probablemente hay una razón para ello… Esa “ganancia secundaria” que obtienes por “estar cansad@”. Es algo en lo que podrías ponerte a pensar también ya que sería un importante bloqueo inconsciente que te puede estar deteniendo de lograr muchas cosas en tu vida.

#5 Deja de pensar en – “Esto (evento negativo) siempre me pasa a mí”

Si normalmente te suceden cosas malas o negativas, entonces deja de invitarlas a tu vida!

Esto puede sonar un poco duro pero es totalmente cierto.

Nosotros somos 100% RESPONSABLES por todo lo que nos sucede (consciente o inconscientemente). Y hasta que no reclames y aceptes esa responsabilidad por todo en la vida, entonces siempre seguirás siendo víctima de las circunstancias.

Y eso te roba tu poder personal y destruye tu autoestima.

Si algo negativo te sucede, tu NO DICES “te lo dije” o “esto siempre me pasa a mi”. Lo peor que puedes hacer es culparte. Con eso sólo te autosaboteas. Así es que mejor haz un alto, analiza la situación y ve cómo la puedes cambiar.

Tu vida no depende de un tercero, del entorno, del destino, de la suerte… de nada ni de nadie… SOLO DE TI. Así que toma el control de tu vida! ¡DECIDE LO QUE QUIERES VIVIR!

Y por otro lado, si algo maravilloso te sucede, también DEBES de tomar la responsabilidad por ello! No se lo atribuyas a la suerte, porque otra vez, significa que estás permitiendo que situaciones y fuerzas externas controlen tu vida.

Así es que bueno o malo, toma la responsabilidad de tu vida (pero jamás te culpes).

A nadie le gusta convivir con las víctimas que todo el tiempo están “pobre de mi”…

¡Sé un líder! ¡Se una persona que crea lo que desea en su vida!

Claro, a veces no salen las cosas como queremos, pero sólo haz un ALTO, analiza la situación sin juzgarte ni culparte y cambia las cosas para seguir adelante!

RECUERDA…

Quien eres hoy es un reflejo de las ideas que tienes sobre ti mism@. Cambia la idea que tienes de ti por una más congruente con lo que quieres vivir. (Y para eso con la Terapia Cuántica te podemos apoyar para que lo hagas fácilmente!)

Alguien alguna vez hizo esta pregunta y se me quedó muy grabada: “¿Tú saldrías contigo si te hablaras como te hablas a ti mism@ en tu cabeza?” Ups!!!

Y ese es el poder del Diálogo Interno y la forma en que te hablas!

Leave a Comment

0